San Expedito es el patrón de los que esperan soluciones rápidas